El "autobús del odio" contra los transexuales se dirige hacia Valencia