Los duques de Palma han llegado a un acuerdo verbal para vender Pedralbes