J. Fernando ha dejado el centro Hipócrates porque allí no tratan problemas de conducta