Carlos Soria, atrapado en el Annapurna: "Tenemos un pelín justa la comida"