Caty y Manuel viven en un aula de un colegio abandonado