Elena huyó de Portugal por miedo tiene que entregar a sus hijos