La familia de Alejandro, que sufre una enfermedad rara, cree que los padres deben decidir si abortar