Isabel, la imagen de la desesperación