Isabel pierde la batalla y la justicia se lleva a sus hijos