Ithaisa, su marido y sus cuatro hijos, a punto de ser desahuciados