Juan Carlos y José Manuel, dos hermanos afectados por la claúsula suelo