Los vecinos de Lavapiés, indignados con el aumento del menudeo de drogas