La sociedad española se moviliza para acoger a los refugiados