La solución a los turistas estafadores: una tarjeta que refleja la actividad del cliente