"Bretón era un muchacho tranquilo"