Los abogados de las cinco fallecidas han comprobado las deficiencias del recinto