Mari Ángeles Molina mató a su amiga para conseguir dinero de las polizas que firmó por la fallecida