Andrés Díez, muy tranquilo ante su detención