'AR' ofrece una reconstrucción 3D de la vivienda en la que cometieron los abusos