Así es la finca de Miguel Ángel Muñoz, asesino confeso de la peregrina americana