Así pudo entrar el pederasta de Ciudad Lineal en el edificio donde cometía los abusos