Obsesivo, orgulloso y muy inteligente. Así es Basterra según un análisis grafológico