Así fue el tercer registro de la finca de Teo en el que no colaboraron Porto y Basterra