Alfonso Basterra pudo comprar las pastillas con y sin receta, según las investigaciones