Según Porto, nada más llegar a Teo regresaron a Santiago porque Asunta se lo pidió