El crimen de Asunta: los hechos probados