Los investigadores creen que la tercera persona implicada es del círculo de Porto