La cuerda hallada junto al cadáver de Asunta y la encontrada en la finca familiar de Teo es la misma, según los primeros análisis