Los padres de Asunta estaban muy preocupados por la autopsia