Los investigadores creen que tres robos que cuenta Porto eran parte de la coartada