El padre de Asunta reconoce que puso medicina en su comida creyendo que era su tratamiento para la alergia