Porto escribió a una amiga la madrugada en la que supuestamente entró un hombre en su casa