Porto reconoce a los peritos que ha pensado que Alfonso pudo ser el autor del crimen