Rosario Porto regresa a la finca de Teo para hacer inventario tras sufrir dos robos