Bretón asegura que se sentó durante un instante y perdió de vista a los niños