Bretón mantiene que quemó una cabeza de cordero, un gato y un perro