Bretón podría ser acusado de asesinato aunque no haya pruebas de ADN