El asesino Emilio Hellín podría trabajar como asesor del Ministerio del interior tras cambiar de nombre