José Bretón podría ser condenado a un año de prisión por dar una bofetada a su hijo en agosto de 2011