Bretón no puede tolerar que le dejen, según los psicólogos