Bretón, veinte meses manteniendo que perdió a sus hijos