Las diferencias entre la declaración de Ruth y la de Bretón