La directora de la guardería a la que acudía José rompe a llorar al cruzar la mirada con Bretón