En Las Quemadillas, Bretón habló de sus hijos en pasado y negó reconocer los objetos