Un funcionario de prisiones explica que Bretón no se autolesionó, que fue un arañazo