Bretón rompe a llorar: "Mis hijos no me temen, me adoran y yo les quiero con locura"