La madre de Bretón aseguraba que a su hijo le habían quitado a los niños