Ruth Ortiz sigue la sesión del juicio en una sala anexa a la sala de prensa