El abogado de Bretón pide la nulidad de todas las pruebas por violar los derechos fundamentales