Según Castro, Etxeberría, al ver las fotos de los huesos, dijo que le parecían restos humanos